Free songs
header 1
  • Twitter
  • Facebook
 

Blog


Trabajo argentino para el mundo

El director de Le Monde Dipliomatique Cono Sur, José Natanson, cuenta el nuevo trabajo que realizan en la producción de Atlas con desarrollo de infografías y cartografía y asegura: “Somos la única editorial que hace ese trabajo en Argentina”. Lanzan dos por año, se venden en kioscos y se exportan a Europa.

Pasar de un diario a un mensuario cambia la cabeza de cualquier periodista. Y José Natanson no es ajeno a ello: antes de ser director de Le Monde Diplomatique Edición Cono Sur, trabajó varios años como redactor y editor en Página/12, donde aún publica columnas con frecuencia. Desde 2011, coordina los contenidos de esta licencia francesa, y asegura que ese cambio le permitió “ver los temas con más calma y reflexionar más sobre ellos. Si hay temas en los cuales no tenemos nada interesante para decir ni que nos diferencie de otros medios, lo dejamos pasar. Tratamos los temas que nos parecen importantes para el público, pero también sobre los cuales creemos que podemos aportar algo diferente”. Su fuerte es el análisis político internacional.

Atlas y libros

Hace más de cinco años, desde El Diplo lanzaron una colección llamada Explorador. Eran bookazines y cada uno de ellos estaba dedicado a un país; la edición tenía información y un profundo análisis cultural y político de cada nación. “Una vez que se acabaron los países, empezamos a hacer otras cosas. Empezamos a publicar nuestros Atlas, que en general eran traducciones de atlas que se hacían en Francia: geopolíticos, del medio ambiente, de religiones, de economía crítica. Eran franceses, pero hace un tiempo empezamos a producir localmente nuestros propios atlas”, dice Natanson.

Lemode copy

Ya produjeron en el país un Atlas de la democracia argentina, de la revolución rusa, de la educación, de las mujeres y del peronismo: “Actualmente estamos trabajando en un atlas de capitalismo digital y otro sobre la desigualdad. La idea es hacer dos por año”, adelanta Natanson a EL BOLETÍN. Este nuevo formato presenta un desafío: “Es un trabajo muy grande que no se suele realizar acá. Hay poca experiencia periodística aquí de trabajo con cartografia, con gráficos, con mapas. Es carísimo hacerlo porque, salvo La Nación que lo ha desarrollado, en el país hay poca experiencia. En los Atlas participan periodistas, especialistas, infógrafos, estadísticos, sociólogos. Los mapas parecen una boludez, pero son un trabajo muy complejo que requieren, además, un gran chequeo de datos”.

Esos Atlas se venden en kioscos y librerías, pero como Capital Intelectual (la editorial dueña de El Diplo) también sumó España a su distribución. Para abril estaba previsto que salga el Atlas sobre capitalismo digital, pero debido a la pandemia se postergó su salida.